Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X
Avión, tren, automóvil ¡viajo de forma segura!

Avión, tren, automóvil ¡viajo de forma segura!

(0 opiniones)

Estoy embarazada de 4 meses y sueño con permitirme una semana de descanso en una playa paradisíaca. Pero hay un aspecto que me preocupa: ¿será prudente para mi salud y la del bebé ir en avión?

Lunes, Septiembre 14, 2015

Viajar durante el embarazo

¡Un embarazo no es una enfermedad! Salvo recomendación contraria del médico, puedes seguir viajando… a condición, evidentemente, de adoptar ciertas precauciones antes de salir, durante el viaje y en el destino.

¿Qué contraindicaciones médicas hay?

El médico puede desaconsejarte viajar:

- Si esperas gemelos.

- Si tienes un embarazo "de alto riesgo": antecedentes de aborto espontáneo, riesgo de parto prematuro, hipertensión, diabetes…

Por lo general, es preferible no realizar viajes largos durante el primer trimestre (riesgo de aborto espontáneo, cansancio) y el tercer trimestre (riesgo de parto prematuro, hipertensión).

¿Qué medio de transporte es mejor?

No todos los medios de transporte son iguales: unos cansan más. Otros producen sacudidas…

- El automóvil. No hay inconveniente en que conduzcas, pero ten en cuenta que debes ser más precavida debido al cansancio. ¡También es posible que pronto te sientas apretada ante el volante! Tanto si eres tú quien conduce como si no, haz pausas regularmente. En lo que respecta al cinturón, sigue siendo obligatorio: pásalo por debajo del vientre para estar más cómoda.

- El transporte público. No dudes en pedir un asiento: ¡tienes prioridad! A partir del tercer trimestre, evita, si es posible, este medio de transporte, cuando menos en las horas pico.

- El avión. A partir del final del 7º mes, la mayoría de las compañías no te permitirán el acceso a bordo. Antes de este momento los viajes en avión no plantean un problema en particular. Recuerda hidratarte regularmente, andar por los pasillos y llevar medias de compresión si fuera necesario.

- El tren. Es el medio de transporte que provoca menos cansancio.

Y ¿en automóvil?

Abróchate el cinturón bastante bajo, sobre la pelvis, y colócate un almohadón detrás de la espalda para prevenir el dolor lumbar. Lleva siempre una botella de agua, zumos de frutas y alimentos nutritivos. No desactives el airbag. Si conduces, ten en cuenta que los reflejos y la vigilancia cambian con el embarazo.

De vacaciones en un país exótico: pautas de prudencia

En este caso, una vez más ¡se impone el sentido común! Sea como sea, la primera medida, antes de hacer la reserva, es hablar con el médico.

- Evita viajar a países donde la infraestructura sanitaria sea deficiente, en particular en determinadas zonas de África o Asia.

- Evita las zonas donde algunas enfermedades (paludismo, fiebre amarilla…) son endémicas y los países donde hace realmente demasiado calor. Si a pesar de todo tienes que desplazarte a zonas de riesgo, ten en cuenta que las vacunas están contraindicadas durante el embarazo. Consulta al médico para encontrar la mejor solución.

- En el destino, opta por los alimentos cocinados y el agua embotellada.

- Protégete del sol y de los mosquitos.

- Antes de salir, anota algunas direcciones de utilidad: maternidades y hospitales del lugar, los datos de contacto de tu médico… Y llévate tu expediente médico.

- ¿Lista para salir? Con todas estas precauciones, pasarás tus vacaciones sin problema. ¡Aprovecha esta última luna de miel antes de la llegada del bebé!

 

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones