Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X
agua-lactancia.jpg

Beneficios del agua durante la lactancia materna

(0 opiniones)

La leche materna se compone de un 85% de agua lo que hace indispensable su mayor consumo durante la lactancia materna.

Miércoles, Enero 27, 2016

Es común que durante el embarazo la sensación de sed aumente notoriamente, pues, en los tres meses de gestación, la necesidad de agua del organismo aumenta de 1,5 a 2 litros diarios; sin embargo, durante la lactancia materna esta necesidad se eleva a 3 litros al día, pues la leche materna se compone de un 85% de agua lo que hace indispensable su mayor consumo durante la lactancia materna, convirtiéndose en un factor importante de nuestra alimentación durante la etapa de amamantar.

Algunas mamás, en etapa de lactancia materna, se caracterizan por no ser muy fanáticas del agua y, en su reemplazo, prefieren jugos o bebidas para suplir la necesidad de líquidos durante la lactancia materna. Sin embargo,  la importancia de tomar agua pura durante la lactancia materna es vital para el correcto funcionamiento del organismo y para la producción de leche materna. La importancia del consumo de agua resulta evidente teniendo en cuenta que la leche materna es la única alimentación del bebé durante sus primeros seis meses de vida. Es por esto que los médicos aconsejan ingerir un promedio de 3 litros de agua por día durante la importante etapa de la lactancia materna.

Hay que tener en cuenta que la mejor bebida es el agua pura, libre de químicos, sobre todo durante la lactancia materna. Por eso muchas mamás se obsesionan durante la lactancia materna con este tema y se vuelven fanáticas del agua embotellada.

En casa también podemos tener agua natural a través de filtros que eliminan el sodio, cloro y otros minerales del agua potable como cantidades pequeñas de material particulado (sedimento).

Existen dos tipos de filtros: unos son voluminosos y complejos y deben ser instalados en la cañería principal donde purifican todo el agua de la casa; el segundo tipo es más pequeño y se instala, por ejemplo en una de las llaves de agua de la cocina. Hay un tercer tipo que es portátil y está incorporado en jarros especiales que tienen un filtro que elimina los residuos del agua. Si se utilizan filtros es importante mantenerlos en forma adecuada porque se saturan con el uso y dejan de ser eficiente.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones