Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X
cordon_umbilical.jpg

El cuidado del cordón umbilical en el recién nacido

(0 opiniones)

Si eres mamá de un recién nacido, un tema importante es el cuidado del cordón umbilical. 

Viernes, Enero 29, 2016

Si eres mamá de un recién nacido, un tema importante es el cuidado del cordón umbilical. El cordón umbilical mantuvo al bebé nutrido durante nueve meses y hoy está cicatrizando. Poco a poco, aquel conducto de vida comienza a secarse, se volverá café y arrugado y, finalmente, se caerá en un par de semanas.

¿Cómo bañar al recién nacido?

Se recomienda no bañar al recién nacido hasta que se les caiga el cordón umbilical. Durante este tiempo se puede limpiar con esponja o algodones húmedos. Una vez que el cordón se haya caído, siéntete libre de bañarlo. 

Pon especial atención al recién nacido en estos casos:

- Si notas algún signo de infección llama a tu pediatra.

- A veces, puedes encontrar pequeñas cantidades de sangre en la zona al mudarlo, no te preocupes. Esto es normal cuando los vasos sanguíneos se separan.

Consejos para una adecuada cicatrización del cordón umbilical:

- Evita que los pañales froten el cordón. Lo ideal es doblar el pañal hacia abajo.

- Asegúrate de permitir que el aire llegue al cordón. Esto ayudará a que sane y seque más rápidamente.

- Siempre que cambies el pañal de tu bebé, limpia suavemente la base del cordón para extraer cualquier mugre que se haya acumulado.

- Deja que el cordón se caiga por su propia cuenta. El secado natural permitirá que se elimine rápidamente.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti