Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X
La desnutrición incide sobre la productividad de tu familia

La desnutrición incide sobre la productividad de tu familia

(0 opiniones)

Un niño desnutrido no tiene las mismas capacidades de aprendizaje que otros niños de su edad y es posible que quede rezagado en el proceso de educación.

Viernes, Septiembre 11, 2015

Es probable que posteriormente no pueda tener acceso a las mismas oportunidades de trabajo que otros. Por estas razones es que queremos que trabajes para prevenir la desnutrición en tu familia y ayudes a tus hijos e hijas a ser más productivos en el futuro.

Un dato curioso y considerando las muertes derivadas por la desnutrición que se proyectaron entre 2004 y 2008 en Centroamérica y en República Dominicana, estudiosos del tema han considerado que esto repercutiría en una pérdida de 2191 horas de trabajo ‒que hubiera sido el tiempo de vida laboral (en los años 2014 a 2068) de esas personas.

Sabemos que deseas que tus hijos se desarrollen, que aprendan, que puedan encontrar un buen trabajo que los satisfaga y que les permita ir haciendo realidad los sueños y las metas que se planteen; no obstante, todas estas expectativas deben ser trabajadas desde el mismo día en que nacen.

No olvides: para prevenir la desnutrición en tu familia, tu mejor aliado debe ser la buena alimentación, la cual puedes lograr siguiendo las siguientes recomendaciones:

- Ofréceles alimentos de alta calidad nutricional, frutas, vegetales, lácteos (leche materna en el caso de los bebés) y harinas ricas en fibra, por ejemplo.

- Evita darles líquidos con las comidas principales, de manera que estos no los llenen y puedan comer todos los alimentos que corresponden a ese tiempo de comida. Dáselos entre comidas o al terminar de comer.

- Prefiere los ingredientes naturales para hacer tus platillos, en vez de los ya preparados.

- Deja los dulces, los postres y los confites para las ocasiones especiales y no para el día a día.

- Selecciona alimentos que hayan sido mejorados nutricionalmente: alimentos "fortificados", los cuales puedes reconocer por la información en los empaques y en las tablas de información nutricional.

- Ofréceles jugos de frutas naturales sin o con poca azúcar, en vez de las bebidas embotelladas azucaradas. Y, por supuesto, enséñale a tus hijos a complementar su buena alimentación con un estilo de vida sano, que incluya adecuadas horas de sueño, actividad física y control médico regular para atender a tiempo cualquier condición que pueda presentarse.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti