Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X

¿Sabes que puede comer tu bebé a partir del año?

(0 opiniones)

A partir del año se reducen las restricciones y tu bebé podrá comenzar a explorar el mundo de los sabores y texturas a través de su paladar. Pero ¿Qué debe comer a partir del año? Te lo contamos en este artículo.

Lunes, Agosto 21, 2017

Es un hecho que desde los 12 meses en adelante tu bebé ya puede comer casi de todo y que probablemente esté en el proceso de dejar su mamadera, que puede no ser un proceso fácil. Un aspecto importante que debes tener en cuenta para esta nueva etapa son los tamaños de los alimentos que le das, ya que estar acostumbrado a las papillas y alimentos muy molidos puede provocar que en un principio no muestre mucho entusiasmo con los alimentos picados por pequeños que estos sean, pero no te desanimes, es sólo una de las cosas que descubrirás de tu bebé en esta etapa.

Estos alimentos ya deben estar en la dieta de tu bebé al cumplir un año y son los que debes seguir utilizando con normalidad:

Granos, cereales y legumbres: Lentejas, porotos, garbanzos, arroz, pasta, tortillas, pan o cualquier otra legumbre o grano. Al desayuno cereales sin azúcar añadida.

Vegetales: brócoli, porotos verdes, lechuga, espinacas, zanahorias, choclo, zapallo italiano, pimentones o cualquier otro vegetal.

Frutas: manzana, naranja, pera, plátano, melón, papaya, durazno y todas las que correspondan a la estación.

 

Estos son los alimentos que debes sumar a la dieta de tu hijo a partir del año, se recomienda utilizar en conjunto con los que ya están incluidos anteriormente:

Lácteos: leche sin saborizar, yogur (bajo en azúcar o sin ella), queso cottage y quesos blancos.

Carnes magras, pescados y huevos: carne de vacuno cocida o a la plancha, pollo a la plancha o cocido en agua, pescado a la plancha, a la mantequilla o al vapor (no mariscos) y huevos (con clara) duros, a la copa o “fritos” en agua.

Aceites: para cocinar  y de preferencia grasas saludables (sólo si las necesitas), como aceites vegetales de oliva o semillas.  

Algunas cosas que podrás observar en tu bebé cuando comienza esta etapa:

  • Come menos.

Al cumplir el año el ritmo de crecimiento disminuye, si creció 25 cm durante el año, durante el segundo esa cantidad se reduce a la mitad. Lo lógico es que al crecer menos, su cuerpo necesite menos nutrientes y por lo tanto debe comer menos. Es importante respetar las señales de saciedad y no obligarlo a comer si ya ha comido. Los bebés tienen una excelente autorregulación de la alimentación. En un principio podría parecer extraño porque la tendencia es que mientras más grande más apetito tienen, pero en esta etapa es todo lo contrario, aunque  no dura para siempre.

  • Come solito.

Es normal que a esta edad tu hijo quiera comenzar a tomar los cubiertos o directamente los alimentos para llevárselos a la boca. No cometas el error de darle tú con tal de no ensuciar el mantel o la silla de comer. Es importante que desarrollen sus sentidos incluso a la hora de comer, toma un babero o varios, consigue una silla de comer que sea fácil de limpiar y déjalo jugar y tocar los alimentos antes de llegar a su boca.

  • Mastica sus alimentos.

Una nueva habilidad que verás en tu pequeño en esta etapa es la de la “masticación”. Si bien esto le costará más tiempo, no lo presiones y deja que lo haga a su ritmo. Tampoco cometas el error de triturarle la comida para que no mastique. Deja que sus mandíbulas se fortalezcan y ten la misma paciencia que alguna vez te tuvieron a ti en esta etapa. Además, es un lindo proceso.

  • Se sienta en la mesa familiar.

Es muy recomendable que tu hijo comparta con padres, hermanos y todos los miembros del hogar que contribuirán a su crecimiento. La comida es un acto social y junto a la familia es cuando uno aprende hábitos y a través de la imitación descubren sus intereses y preferencias a la hora de comer. Sin embargo, debemos advertir a los que componen el hogar que no le den golosinas ni fomenten el consumo de comidas con sal o azúcar.

 

IMPORTANTE: Medir muy bien las cantidades de los alimentos bajo la instrucción y recomendación de un profesional de la salud, si es especialidad en nutrición infantil, mucho mejor. También acompañar al bebé mientras come independiente de si lo hace solo o requiere de tu ayuda. La posibilidad de atragantarse o necesitar ayuda con los alimentos es muy alta en esta etapa y eres tú quien puede dársela de la mejor manera.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones